SOBRE HARVEST

Mathew2414spPropósito

El propósito de la Universidad Bíblica Harvest es ayudar a toda iglesia y todo Cristiano a cumplir la Gran Comisión de Jesucristo a través del mundo. Jesús dijo, Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo (Mateo 28:18-20).
La Universidad Bíblica Harvest ayuda a Cristianos a obtener la educación que ellos necesitan permitiéndoles que la universidad Bíblica sea financieramente acce­sible para aquellas personas que no pueden pagar miles de dólares al año para asistir a una universidad Bíblica más reconocida y más cara. También hacemos más facil la asisitencia a la universidad mediante su localización en la ciudad. La educación Bíblica puede ser obtenida por personas de diferentes grupos étnicos y niveles socio–económicos. La Universidad Bíblica Harvest hace que el entrenamiento sea práctico para aquellos que desean una educación enfocada en la Palabra de Dios, la vida Cristiana y el ministerio. Harvest ayuda a las iglesias a desarrollar miembros leales y competentes que trabajarán con su Pastor en la manera que éste les guíe. ¡Harvest es lo que usted había estado buscando!

Visión

El mundo de hoy:  Un interminable mar de problemas. Violencia en las escuelas, vecindarios y naciones; individuos, compañías y gobiernos en bancarrota; fragmentación de vidas, comunidades, naciones y continentes; drogas, promiscuidad sexual, SIDA, políticos corruptos y contaminación. Usted sabe todo esto.
Pero a Dios nada de esto le ha tomado por sorpresa. Aún como El tuvo la solución tan pronto como Adán y Eva pecaron, así es que también El tiene la solución para los problemas de hoy. Jesucristo dijo simplemente, Yo edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella (Mateo 16:18).  Nunca ha sido más grande la necesi­dad para que el pueblo de Dios se una en traer un avivamiento; la mejor manera de que esto pueda suceder es por medio de multiplicar y fortalecer las iglesias locales.
La clave para cambiar la sociedad presente, es la presencia del Reino de Dios. Esa presencia llega cuando las personas conocen a Cristo, cuando se forman nuevas iglesias y cuando los creyentes viven y hacen las obras de Cristo. Esto incluye oración, vivir en santidad, evangelismo, servir a otros, alimentar a los pobres, sanar los enfermos, enseñar la Palabra, trabajar y hablar en contra de todo lo que es malo, plantar iglesias y mucho más. A través de estos y otros métodos, los Cristianos se envuelven en una serie de encuentros poderosos contra el enemigo. Entre más encuentros poderosos contra el enemigo, más lejos se disipan las tinieblas.
Por ejemplo, dos estudiantes de Harvest, un matrimonio en Compton, California, recibió a Cristo hace algunos años. Su calle estaba rodeada de distribuidores de drogas, prostitutas, drogadictos y miembros de pandillas. La gente tiraba cargamentos de basura en la calle regularmente y los tiroteos eran muy comunes. Esta pareja organizó un grupo de oración para interceder por su vec­i­­­n­­dario y caminaban a través de su calle orando todas las semanas. Hoy los drogadictos, prostitutas, distribuidores de drogas y pandillas se han ido. Los tiroteos han cesado, ya no tiran la basura en la calle y los niños una vez más juegan libres y seguros en las calles.
Hace algunos años atrás la iglesia a la cual algunos de los estudiantes de Harvest asistían, se mudó a un nuevo vecindario en la parte central de Los Angeles. Era un peligroso y sucio vecindario con un tiroteo por semana. Hoy, el vecindario es tranquilo, pacífico y seguro por la presencia del pueblo de Dios quienes traen esperanza, sanidad, amor, compasión, oración y el Espíritu de Dios.
Cuando los disturbios estaban en todo su apogeo en U.C. Berkeley, California, 600 Cristianos pusieron a funcionar un “bombardeo espiritual” saturando cada parte de la universidad con el evangelio por una semana entera. Muchos radicales, líderes estudiantiles, instructores y otras personas fueron convertidos. La presencia del Espíritu Santo se hizo sentir a través de todo el recinto universitario. En los tres años subsiguientes no hubieron mani­festaciones o disturbios de ninguna clase. Los radicales le echaban la culpa constantemente a los “Cristianos” por haber “arruinado su movimiento.” Nosotros también podemos destruirle la fiesta al diablo donde vivimos.
El testimonio profético, la oración, el evan­gelismo, ayudando a los pobres, préstamos a comerciantes en los “países en desarrollo,”— estos y muchos otros métodos están siendo usados por los Cristianos para atacar la maldad que esclaviza las ciudades del mundo entero. El avivamiento Wesley­ano de los años 1700, demostró que un completo cambio social es posible, cuando solamente el 2.5% de una nación se convierten en Cristianos fieles.
Los alcances evangelísticos de la Semana Santa en la playa de Newport y Balboa, California, mostraron como 400 Cristianos determinados pudieron poner un alto a las fiestas desenfrenadas  y el desorden de 100,000 personas en solo cuatro años. Campañas exitosas de las iglesias locales en contra de “teatros solo para adultos” en las ciudades de Long Beach y Norwalk, California, así como iglesias previniendo un casino de juego en Pico Rivera; probaron que las tinieblas pueden ser eliminadas de una ciudad con la luz de Jesucristo.
Los sistemas impíos que controlan las ciudades y regiones pueden ser destruídos. Cuando los Cristianos traen las iglesias y el reino de Dios a miles de cuadras en las ciudades, cambios masivos pueden ocurrir.

Filosofía

La Universidad Bíblica Harvest es interdenomi­nacional y ha sido establecida para que trabaje en conjunto con iglesias y otros ministerios en el área que desean ver un rápido crecimiento en la cantidad y efectividad de las iglesias en las ciudades.
Harvest deja la etnicidad e identidad socio-económica de la gente intacta. Es una facultad que ayuda a cada diferente grupo étnico a desarrollar su propia estrategia para ganar a su gente para Cristo. Harvest está diseñado para personas regulares que no podrían obtener una educación Bíblica de alto nivel, para personas que vienen de otras tradiciones culturales y que no encajan bien con el establecimiento académico dominante en este país; y para personas que han sido marginadas por el sistema por otras razones.
Harvest está diseñado para desarrollar carácter Cristiano, el conocimiento de la Biblia, una relación más íntima con Dios y excelencia ministerial. Los maestros son maduros espiritualmente y ministran sus propios ministerios; enseñan por su experiencia al igual que por su preparación académica. Cada maestro está dotado con la habilidad de hacer que la clase sea viva e interesante, que cause que el aprendizaje obre un cambio de vida en el mismo salón de clase con pequeñas tareas adicionales. Harvest está diseñado para personas que trabajan y que tienen familias que son activas en sus propias iglesias, teniendo poco tiempo para asistir a la facultad.

IMG_30261Historia

La Universidad Bíblica Harvest fue fundada en Los Ángeles en 1994. Desde entonces ha abierto campuses en otras ciudades en los Estados Unidos, y en 24 otros países. Los estudiantes y maestros de Harvest han plantado más de 1,000 iglesias desde que la universidad se inició.

Facultades de la Universidad Bíblica Harvest

La Universidad Bíblica Harvest está compuesta de tres facultades: una facultad Bíblica, un seminario teológico, y una facultad posgrado de misiones. Cada una de las facultades ofrece títulos apropiados para el propósito de la facultad y su cuerpo estudiantil.
Debido a la descentralizada naturaleza de la universidad, muchos de los mismos cursos son utilizados en diferentes programas. Pero el número de unidades requeridas y el balance de los cursos es diferente en cada caso. Para información específica ver la sección “Descripción de Títulos.”

Facultad de la Biblia

La Facultad Bíblica incluye todos los programas de no graduados-certificado, asociado, diploma y licenciatura. Esta es la división que continúa el propósito principal por el cual Harvest fue fundado hace muchos años. Para ayudar a llevar adelante la Gran Comisión a través del desarrollo de individuos que plantarán, renovarán y multiplicarán las iglesias en los centros urbanos del mundo, incluyendo el entrenamiento y desarrollo de líderes laicos en las iglesias, y también proveer una educación bíblica para todo Cristiano que es balanceada, practica, y fundada en los principios bíblicos y la historia Cristiana.

Facultad de Estudios Interculturales

Dado que el propósito de Harvest es facilitar el cumplimiento de la “Gran Comisión,” la Facultad de Misiones Mundiales está diseñada para preparar personas es­pecíficamente para que penetren áreas nuevas con el evangelio, usualmente a través de comenzar nuevas obras, pero también apoyando misiones existentes. Enseñamos los últimos conceptos de nuestro mundo actual y el estudiante es introducido al trabajo de líderes actuales. La facultad ofrece los títulos de Maestría en Misiones y un Doctorado en Ministerio.
Jesús dijo:“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14).

Facultad de Teología

La Facultad de Teología provee una educación de seminario a nivel posgrado para aquellos que se están preparando para un ministerio profesional, así como también para otros que quieren adelantar en el conocimiento y la efectividad del Reino de Dios. Los títulos incluyen Maestría en Ministerio como un título básico de posgrado, Maestría en Divinidad, primer grado profesional, y un Doctorado en Ministerio, como el nivel profesional más alto.

Localizacíon e Instalaciones

La Universidad Bíblica Harvest se encuentra ubicada en modernas y cómodas instalaciones en diferentes iglesias de nuestras áreas urbanas, con confortables, limpios y amplios salones de clases y capillas, además de otras comodidades. En cada lugar hay suficiente y amplio estacionamiento junto al edificio.

Para la localidad más cercana a usted, llame al número que aparece al inicio de este catálogo.

Países con Campuses de Harvest

• Canada • Costa Rica • Ghana • Guatemala • India • Indonesia • Japan • Kenya
• Korea • Malaysia • Mexico • Mongolia • Myanmar (Burma) • Nigeria • Philippines • Russia
• Singapore • Sri Lanka • Taiwan • Thailand • Uganda • Ukraine • United States • Zambia

Afiliación

La Universidad Bíblica Harvest es miembro de la Asociación Nacional de Evangelicos (NAE) (por sus siglas en Inglés) y la Asociación de Escuelas Cristianas, Internacional (ACSI).

Acreditación

La Universidad Bíblica Harvest esta completamente acreditada por La Comisión Acreditadora Internacional, una asociación que supervisa más de trescientas escuelas, colegios, universidades, y seminarios Cristianos dentro de los Estados Unidos y otras naciones.

Declaración de Fe

NOSOTROS CREEMOS que Dios es el Rey eterno.  Su Reino es para siempre.  El reina en santidad absoluta, justicia y amor.  El existe desde la eternidad como el único y verdadero Dios en tres personas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, los cuales tienen igualdad en poder y gloria.  Como el Padre, El es el orígen de todas las cosas; como el Hijo, El es el mediador de todas las cosas y como el Espíritu Santo, El es el santificador de todas las cosas.
NOSOTROS CREEMOS que desde Su eterno trono, a través de Su Hijo, Su Palabra eterna, Dios creó, mantiene y gobierna todo lo que existe:  Los lugares celestiales, las huestes angelicales, el universo, la tierra, todo lo que vive, el hombre y que es bueno.
NOSOTROS CREEMOS que Satanás, originalmente un gran y magnífico ángel, se rebeló en contra de Dios, tomando una hueste de ángeles con él, fue echado fuera de la presencia de Dios y estableció un reino de tinieblas e impiedad en la tierra.
NOSOTROS CREEMOS que Dios creó al hombre a su imágen y semejanza, varón y hembra, para tener comunión con El y para gobernar la tierra.  Bajo la tentación de Satanás de ser como dioses, nuestros padres originales cayeron de la gracia, trayendo el pecado, la enfermedad y el juicio de Dios de muerte en la tierra.  A través de la caída, Satanás y sus huestes demoníacas ganaron acceso a la creación de Dios.  La creación ahora experimenta las consecuencias y los efectos del pecado de Adán, y está sujeta al juicio de Dios de muerte y al reino de las tinieblas de Satanás.
NOSOTROS CREEMOS que Dios no abandonó su reinado sobre la tierra y El continúa manteniendo Su providencia.  Comenzando con Abraham, El estableció Su pacto de gracia, uniéndose incondicionalmente a Su pueblo Israel prometiendo redi­mirlos de su esclavitud al pecado y Satanás, y bendiciendo a todas las naciones a través de ellos.
NOSOTROS CREEMOS que como el Rey, Dios después redimió a Su pueblo a través de sus hechos poderosos y los libró de su esclavitud en Egipto y estableció un pacto de ley, revelando Su perfecta voluntad y nuestra obligación de cumplirla.  El propósito de la ley es para poner en órden nuestra raza caída y para hacernos conscientes de nuestra responsabilidad moral.  Nos declara culpable de nuestro pecado y del juicio de Dios en contra nuestra, y nos trae a Jesucristo solamente para salvación.
IMG_50721NOSOTROS CREEMOS que cuando Israel recha­zó el reinado de Dios, El estableció un monarca en Israel e hizo un pacto incondicional con David, prometiendo que su descendiente restauraría el Reino de Dios sobre Su pueblo como Mesías para siempre.
NOSOTROS CREEMOS que a su debido tiempo, Dios hizo honor a sus pactos con Israel y Sus proféticas promesas de salvación, mandando a Su Unigénito Hijo, Jesús, al mundo para librarnos del reino de Satanás, para morir por nuestros pecados, para ser resucitado de los muertos, y para llenar a cabalidad el pacto de bendición dado a Abraham.
Jesús, el Mesías de Dios, fue concebido por el Espíritu Santo, nacido de una virgen, María, como completo Dios y completo hombre.  El es la humanidad como Dios intentó que nosotros fuéramos.  Lleno de poder por el Espíritu Santo, Jesús inauguró el Reino de Dios en la tierra, triunfando sobre el reino de Satanás cuando resistió toda tentación, sanando a los enfermos, echando fuera demonios, y resucitando a los muertos.  Reuniendo a sus discípulos, El reconstituyó el Pueblo de Dios como Su Iglesia para que fuera el instrumento de Su Reino.
En Su perfecta vida sin pecado, Jesús llenó las demandas del pacto de la ley; y en Su muerte expiatoria en la Cruz, El tomó el juicio de Dios por el peca­do que nosotros merecíamos como infractores y de esa manera desarmó los poderes demoníacos.
El pacto con David fue cumplido en el nacimiento de Jesús de la casa de David, Su ministerio Mesiánico, Su gloriosa resurrección de los muertos, Su ascensión al cielo, y Su dominio presente a la mano derecha del Padre.  Como Hijo de David y heredero de David, El es el eterno Rey Mesías, haciendo que el Reino de Dios avance a través de cada generación y de toda la tierra hoy en día.
NOSOTROS CREEMOS que el Padre y el Hijo derramaron su Espíritu Santo sobre la Iglesia en el Pentecostés con todo poder, bautizándolos al Cuerpo de Cristo y dándoles los dones del Espíritu.  El Espíritu trae la presencia permanente de Jesús a nosotros para la adoración espiritual, santificación personal, edificando así Su iglesia; equipándonos para ministrar, y haciendo que el reino de Satanás retroceda por medio de la evangelización del mundo.
NOSOTROS CREEMOS que el Espíritu Santo viene a morar en cada creyente en Cristo Jesús y que El es nuestra Ayuda, Maestro y Guía.  Creemos en el llenamiento o el empoderamiento del Espíritu santo, muchas veces una experiencia consciente, para poder ministrar en el día de hoy.  Creemos en el presente ministerio del Espíritu Santo y en el ejercicio de todos los dones bíblicos del Espíritu Santo.  Creemos también en la imposición de manos para recibir el poder del Espíritu, para sanidad, y para el reconocimiento y la unción de aquellos que Dios ha ordenado para guiar y servir en la iglesia.
NOSOTROS CREEMOS que el Espíritu Santo ha inspirado a los autores de las Sagradas Escrituras para que entreguen la Palabra de Dios escrita a la iglesia sin error.  Recibimos los libros del Antiguo y Nuevo Testamentos como nuestra final, absoluta autoridad, la única norma de fe y práctica.
NOSOTROS CREEMOS que todo el mundo está bajo el dominio de Satanás y que todos somos pecadores por naturaleza y voluntad.  Por tanto, todos estamos bajo el juicio de Dios.  A través de la predicación de las Buenas Nuevas de Jesús, el Reino de Dios y el trabajo del Espíritu Santo, Dios regenera y bautiza con Su Espíritu a todos aquellos que confiesan sus pecados y se arrepienten de ellos, aceptando a Jesucristo como Salvador y Señor de sus vidas.  Haciendo esto somos libertados del dominio de Satanás y entramos al Reino de Dios.
NOSOTROS CREEMOS que todos aquellos que se arrepienten de sus pecados y reciben a Jesús como Señor y Salvador son regenerados por el Espíritu Santo y forman parte de la iglesia universal, el cuerpo vivo del cual Jesús es la cabeza y del cual todos somos miembros.
NOSOTROS CREEMOS que Jesucristo dió dos ordenanzas a la iglesia: el bautismo por inmersión y la Santa Cena.  Los dos están disponibles para todo creyente.
NOSOTROS CREEMOS que el Reino de Dios ha venido en el ministerio de nuestro Señor Jesucristo, que continúa viniendo en el ministerio del Espíritu Santo a la iglesia, y que será consumado en la gloriosa, visible y triunfante venida de Jesucristo por segunda vez.  Su regreso a la tierra como Rey será la final derrota de Satanás y todo su dominio, la resu­rrección de los muertos en Cristo, el juicio final, la eterna bendición de los justos y el eterno castigo de los impíos.  Finalmente, Dios será todo en todos y Su Reino, Su dominio y poder; serán cumplidos en el nuevo cielo y tierra, recreados por su extraordinario poder, en los cuales El reinará para siempre con justicia y santidad.

Póliza de No-Discriminación

La Universidad Bíblica Harvest admite estudiantes de todo color, raza, u origen nacional o étnico, con todos los privilegios y derechos a los programas y actividades generales a todos los estudiantes de la universidad. No discrimina en las bases de raza, color, u origen étnico o nacional en la administración de sus pólizas educacionales, de admisión, y otros programas universitarios.